¡Lo más vendido!

Todo sobre la ITV de la moto

Todo sobre la ITV de la moto

Todo sobre la ITV de tu moto 

Antes de empezar queremos informaros por si no estáis al tanto que para pasar la ITV, indistintamente de dónde sea, debéis llamar para pedir cita previala cual la están dando para dentro de aproximadamente un mes, lo que da un poco más de margen ya que el Gobierno ha alargado la vigencia de las ITV que se vencían entre el 21 de junio y el 31 de agosto. Os aconsejamos paciencia con este tema ya que mas de 5 millones de vehículos quedaron pendientes de pasar la ITV durante el Estado de Alarma. 

Ahora sí, al lío. 

La primera revisión técnica que debe pasar una moto es a los 4 años desde la primera matriculación y luego, cada 2 años. Para ciclomotores varía un poco, sería a los 3 años desde la primera matriculación y luego cada 2 años. 

Cuando vayáis a la cita es importante tener todos los papeles en regla, estos son: 

  • Ficha técnica o Tarjeta ITV (es lo mismo) 

  • Permiso de circulación. 

  • Recibo del seguro de la moto vigente. 

Los principales aspectos que revisan de la moto en una Inspección Técnica de Vehículos son: 

  • El número de bastidor: es un número de 17 dígitos que aporta información de tu moto como la localización geográfica de fabricación, las homologaciones y datos de identificación que consisten en el año de fabricación, la ubicación de la planta del productor y el número de producción del fabricante. 

  • Bocina: que funcione. 

  • Alumbrado delantero: comprueban la luz de posición, de cruce y las largas, verificando su intensidad y que no deslumbren. 

  • Alumbrado trasero: luz de posición, de freno y de matrícula. 

  • Intermitentes: tanto delanteros como traseros. 

  • Manetas: que cumplan su función y estén en buenas condiciones. 

  • Neumáticos: el dibujo tiene que estar en buen estado (medida mínima legal 1,6 mm), tienen que ser los mismos que se encuentran en la ficha técnica y deben estar homologados. 

  • Carenado: que no esté suelto. El carenado es el revestimiento de protección que tiene la moto, ayuda en condiciones meteorológicas adversas y contribuye a la estabilidad. 

  • Espejos retrovisores: que estén homologados y en buenas condiciones. 

  • Asiento y guardabarros, agarraderos para el pasajero. 

  • Matricula: que esté bien posicionada, con la iluminación, altura e inclinación adecuadas. 

  • El manillar, su estado y que se bloquee como medida antirrobo. 

  • Pata de cabra: que apague el motor si se engrana una marcha. 

  • Frenos: esto lo hacen en los “rodillos” para medir la eficacia de los frenos tanto delanteros como traseros. 

  • Suspensiones: funcionamiento correcto. 

  • Sistema de escape: que sea homologado. Ojo con esto que sabemos que os mola mucho modificar esta parte. 

  • Emisión de gases CO. 

  • Visualmente revisan fugas de aceite, gasolina y el estado de la transmisión. 

  • Finalmente hacen una prueba de ruidos. 

Debéis tener en cuenta varias cosillas, como, por ejemplo, que las defensas que tenga la moto en algunos casos los dejarán pasarla con ellas y en otros no, bajo el criterio de que son una reforma ya que se instalan después de que la moto ha salido del concesionario, aún cuando sean las originales. También podrán deciros algo si el porta matrícula no es el original. 

Pueden ser tres los resultados de la ITV: favorable, desfavorable o negativa. Si es el segundo caso podréis desplazar la moto al taller y del taller a la nueva cita de la ITV, pero si el último solo podréis mover la moto encima de una grúa. Ahora bien, los defectos que pueden encontrar en nuestra moto para que se clasifique de una forma u otra son los siguientes: 

  • Defectos levesno afectan a la seguridad del vehículo y se puede seguir circulando con él, solo debemos comprometernos a subsanarlos en el menor tiempo posible pero no debemos volver a pasar la ITV. 

  • Defectos graves: afectan a la seguridad del vehículo o al medio ambiente, debemos ir al taller, repararlo y volver a pasar la ITV en un plazo de dos meses, pero si lo arreglamos en menos de 15 días no tendremos que volver a abonar las tasas de la ITV. 

Se consideran defectos graves a fallos en el alumbrado, señalización, oxido en la carrocería, frenos con una eficacia de menos del 50%, matricula en mal estado o una fuga de combustible. 

  • Defectos muy gravesconstituyen un riesgo para la seguridad vial. Como os dijimos antes, el coche debe ser trasladado en grúa y deberá volver a pasar la ITV para comprobar que se han reparado los defectos. La gravedad de los defectos que señalamos anteriormente son los que determinaran si el resultado es grave o muy grave.  

Las multas referentes a la ITV varían, por circular con una ITV caducada son 200, 100€ por pronto pago. Si el resultado de la ITV fue negativo y seguimos circulando la multa es de 500€ sin posibilidad de rebaja. Si circulamos con la ITV desfavorable y no podemos demostrar que vamos hacia el taller la multa será igual que en el primer caso. Lo único bueno es que en ninguno de estos casos la sanción conlleva la pérdida de puntos del carné. 

Si hablamos de precios de la ITV esto varía según la Comunidad, siendo Madrid, Extremadura y Galicia las más caras ya que ronda unos 30, mientras en Valencia o Melilla costará unos 13. El precio medio está en unos 17 pero para estar más seguro pregunta cuando llames a pedir la cita. 

Sabemos que a veces hacerle algunas modificaciones a la moto pueden hacer que esta quede mucho máchula, pero debemos recordar que la ITV existe para que todos podamos ir más seguros en la vía y evitar posibles accidentes que puedan hacernos pasar un mal rato o perder la vida. Seamos conscientes y respetemos las normas. 

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código